jueves, 11 de septiembre de 2008

¡Hola!, yo soy Hamlet

¿Qué tal todo? Me enteré el otro día de que mi mami humana tiene un blog donde cuenta cosas sobre mí y sobre mi hermanita. A mí esto me extrañaba mucho, porque nunca nos había preguntado si había algo que nosotros quisiéramos decir; así que cuando hoy se ha ido a trabajar he tomado prestado el ordenador y he visto que, en efecto, tiene un blog dedicado a nosotros. ¡¡Increíble!!, pero si ni siquiera nos ha pedido opinión.... Para solucionar esto, he decidido ser yo mismo quien me presente, porque así es como debería ser, ¿no?, jolín, ¡que yo soy el prota!

En fin, que como ya sabeis todos, me llamo Hamlet. Este nombre no me lo pusieron mis mamis, sino que es como me llamaron cuando llegué al albergue de ANAA; como ya me conocían por ese nombre, decidieron no cambiármelo, aunque a mí me hubiera gustado más que me rebautizaran con un nombre más fashion.... "Bond" hubiera estado bien....
Ahora dicen que fue un acierto no cambiármelo porque estoy tan locuelo como el "Hamlet" de no sé qué libro. Pues no sé por qué lo dicen, porque yo soy la mar de bonachón... Y además soy muy guapo, así que insisto: me podrían haber llamado "Bond", caray.
Soy todavía un jovenzuelo, ¡acabo de cumplir los dos añitos! Igual por eso soy un pelín inquieto y a veces pongo de los nervios a mis mamis.
Me vine a esta casa en febrero, y además me vine con la que era mi compi de jaula: Bibi. Mis mamis dicen a veces que soy un "daño colateral" de la adopción de Bibi, pero yo sé que en realidad las conquisté con esta mirada taaaan dulce que tengo, y con esta melenita rubia que me crece por la espalda. Mirad si no qué bellezón estoy hecho:


Soy irresistible, ¿eh? Pues eso, que me tuvieron que llevar, aunque disimulan diciendo que me tuve que venir porque era al único perro al que toleraba Bibi. Y es que mi hermanita tiene un carácter un poco complicado.... Pero yo la quiero mucho, porque aunque a veces es una gruñona conmigo sé que me defenderá si alguna vez lo necesito; y eso es que me quiere, ¿no?

Yo procuro no hacerla enfadar demasiado, pero a veces me pueden las ganas de jugar con ella y me acabo poniendo un poco pesado... Le muerdo las canillas para ver si juega a perseguirme, pero en vez de eso pasa olímpicamente de mí; bueno, si le muerdo mucho rato ya no me ignora, entonces me dice "ggggrrrrrrr....", que en vuestro idioma quiere decir: "quemedejesya,pesao!!".

Para que sepa que la quiero mucho (porque por algo es mi hermanita mayor) yo le doy muchos muchos besitos y lametones cada vez que la pillo distraída. Mirad qué besitos:


Ahora que no me oye, os diré que mi hermana es un poco brutota; yo soy mucho más estiloso en todo, y más delicado. Por no hablar de lo juguetón que soy. En cambio ella a veces parece un perro de escayola, porque duerme un montonazo y le cuesta mover el culito para ponerse a jugar... Y no veais cómo ronca, la tía. Aunque es verdad que yo también me pego unas siestas memorables, ¿eh?, sobre todo al solecito, que me gusta mucho, a ver si me pongo moreno. Luego me tengo que ir a la sombra, porque tengo demasiado calor....:


Dicen que me recogieron de un polígono, donde estaba vagabundeando. Yo no me acuerdo mucho de esa época, pero desde luego sé que nunca querría volver a una vida como esa... Por eso, cuando veía a mi hermana escaparse por debajo de la verja, yo me quedaba en casa, nervioso por si le pasaba algo. Sé que hay gente a la que no les gustan los animales, y que les tratan mal; en cambio, aquí en casa nos quieren, nos miman, nos dan de comer y de beber, nos protegen del frío y del calor, juegan con nosotros, nos llevan de paseo y a pasar el fin de semana por ahí...
Yo no quiero irme de aquí, así que ya se lo dije a Bibi: "tú vete si quieres, que yo prefiero quedarme". Y se fue, la tía.... Menos mal que se quedó cerca y la mami la pudo traer de vuelta. ¡Si es que a veces mi hermana parece un poquito dura de mollera!, y luego la fama de vividor la tengo yo; total, porque me gusta dormir despreocupado:

Lo que más me gusta en esta vida es que jueguen conmigo, que me den chuches, que me acaricien, mordisquear y comer todo lo que se me pone a tiro, y lamer a todo el que pillo por banda. Para esto último he descubierto que el verano es genial, porque puedo lamer hasta los dedos de los pies!! En cambio en invierno mis mamis se ponen un montón de ropa encima, y ya me quedo sin diversión; si tuvieran una melena rubia tan bonita como la mía no necesitarían tanta tela...

Bueno, amigos, pues nada más se me ocurre para contaros. Si teneis alguna duda, pues me la preguntais, a ver si así mi mami me deja el ordenador de vez en cuando... Para despedirme os dejo una foto que nos hicieron a mi hermana y a mí sin darnos cuenta, mientras nos echábamos la siestecita de la tarde; ¿a que hacemos buena pareja?





5 comentarios:

Kevin Davis dijo...

Cute dog - love your blog.

blandy_blue dijo...

Jejejejejeje, si que es un vividor!!!
Y un bicho, mira que llamarle daño colateral......
Está muy chulo el blog!!

Ángeles dijo...

Jejeje, pero se lo decimos con cariño...

Anónimo dijo...

Yo tengo una pregunta, Hamlet, dices que te gusta jugar, que te rasquen... pero yo me preguntaba si además... ¡¡¡¡¿Te gusta robar bolsos?¡¡¡¡

Hamlet dijo...

Eeeeehhhh, no vale desvelar secretos!!! Que lo del bolso sólo lo intenté una vez, y porque había algo ahí que olía muy bien!!! Además, mi tita Merche es muy maja y seguro que no me guarda rencor por ello...

Joooo, maaamiiiii, que me están llamando ladróóóóón!!!